Luminoso. Colorido. Despeinado. Atrevido. Donde se vive aprendiendo. Donde ser curioso es una premisa. Donde equivocarse es importante para aprender. Donde cuestionar es bienvenido. Y enseñar es enseñar a dudar y aprender de los errores. Y el éxito en la vida se mide por el tamaño de las sonrisas.

Próximamente vas a ir conociendo más historias…

Un lugar donde no se aprende inglés. Sino que se vive y respira en inglés.

Aprendemos, pensamos, nos reimos, y sentimos en el idioma que les abre puertas en el mundo a nuestros niños y niñas.

Donde la tecnología no es un fin, sino una herramienta para vivir mejor y para encontrar nuevas y mejores soluciones.

Con nuestros niños y niñas como creadores de ese mundo que viene.

Donde lo normal es lo diverso.

Y la familia se define por los vínculos de amor y cuidado, con el formato e identidad que cada una elija.

Un lado donde para hablar de identidad celebramos la diversidad.

Donde todos son bienvenidos.

Donde ser judío es algo que se vive de mil maneras, siempre con orgullo, pasión e intensidad; y con Israel como inspiración.

Donde el futuro ya está un paso atrás, y lo transformamos todos los días haciendo e investigando.

Donde el cambio, la mejora, la innovación, la creatividad y la adaptación son premisa. Y conocer la historia y experiencia de nuestros abuelos nos permite construir sobre bases sólidas.

Un lado donde cada día se vive como un regalo y una gran aventura.

Un lado de sonrisas, de amistad, de valores para toda la vida.

Un lado inspirador y de inspiración.

Donde están todos invitados a soñar en grande, para llegar lejos, muy lejos.

Donde aprender no es sinónimo de estudiar.

Aprender es aprender a pensar y a resolver con herramientas que nos preparan para todas las instancias de la vida.

Aprender de la experiencia, del debate, de la observación, de las vivencias, y desde un lugar alegre. Querer saber más como motor inagotable de conocimiento.

Donde cada niño y niña es un mundo, lleno de colores y matices.

Donde queremos potenciar las habilidades e intereses de cada uno, respetando sus tiempos y procesos. Y que cada niño y niña pueda iluminar a sus pares, generando entre todos un lugar lleno de brillo.

Donde no queremos cambiar el mundo, sino hacer de éste un mundo mejor.

Donde tenemos amor y respeto por la naturaleza y un compromiso por cuidar este hermoso planeta que sabemos que no es infinito.

Este es el lado Beth de la vida.

Un lado fascinante. Un lado alegre.

Un lado donde suenan todas las voces y saber escuchar es una virtud.

Porque no existe una verdad, sino distintas maneras de ver y vivir las cosas.

Bienvenidos y bienvenidas a
El lado Beth de la vida.

Para conocer más sobre el Lado Beth de la vida, complete el siguiente formulario y nos comunicaremos a la brevedad.

    Su nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Teléfono

    Su mensaje

    ¡Quiero conocer más!
    1
    2021. Sumate a El lado Beth de la Vida
    ¡Hola! ¡Gracias por elegir el Lado Beth de la vida!

    Si estás interesado/a en conocer nuestra propuesta educativa dejanos tu consulta y a la brevedad la coordinadora del Dpto. de Admisiones se va a comunicar con vos.

    Muchas gracias.